Saltear al contenido principal
Olint

ALMENDROS DE FLORACIÓN TARDÍA

ALMENDROS DE FLORACIÓN TARDÍA

La inversión en campos es siempre una buena alternativa de negocios, ya que su valor patrimonial no se pierde; si a esto además se combina con un frutal de alta demanda y de manejo 100 % mecanizado e incrementando su valor, garantiza también esta inversión. Las nuevas variedades de Almendro de floración tardía, introducidas a Chile por Agromillora Sur, acompañadas de un sistema de gestión sostenible y eficiente, pronostican un boom similar a las plantaciones de Olivo de hace algunos años. Europa lleva la delantera.

Nueva alternativa sostenible de Inversión Agrícola

Gran interés han generado los ensayos que está desarrollando Agromillora Sur, filial chilena de la multinacional Agromillora Group (líder a nivel mundial en el sector viverístico y pionera en los sistemas superintensivos en olivares y otros frutales leñosos), en conjunto con distintos productores agrícolas, desde la Región Metropolitana hasta Los Ríos.

Esto, debido a la novedosa propuesta llevada a cabo en lugares fuera de la zona tradicional de producción de los almendros, y además, al revolucionario sistema que permite gestionar grandes superficies con un mínimo de personas (de acuerdo a la experiencia europea, es factible gestionar con dos personas, entre 60 y 80 hectáreas bajo este sistema), apelando al manejo de este frutal de manera 100% mecanizada. Este sistema se denomina SES (Sustainable and Efficient System).

Esto replica el manejo de los Olivos plantados en Super Alta Densidad, para producción de aceite de oliva, de cuyo crecimiento exponencial fuimos testigos y protagonistas hace algunos años, comenta Mauricio Zuñiga, Responsable Técnico Comercial de Agromillora Sur.

 

Desafiando los límites geográficos

El Almendro y el sistema SES permiten su cultivo en suelos marginales y laderas como en esta foto de Angol, en La Araucanía.
El Almendro y el sistema SES permiten su cultivo en suelos marginales y laderas como en esta foto de Angol, en La Araucanía.

 

A diferencia del área tradicional de producción, donde los precios del suelo y la poca disponibilidad de agua hacen difícil seguir creciendo, la zona en la que nos hemos enfocado para levantar los ensayos cuenta con alta superficie y clima que cumple con lo necesario para la producción de estas Almendras. Campos a precios aterrizados, grandes, con primaveras generosas, y con posibilidades de regarse,  agrega Antonio Fuentes, Zonal Centro-Sur de la misma compañía.

Primera Cosecha de Ensayos

En Febrero de este año, se realizó la primera cosecha de dos de los ensayos, en Bulnes y Angol, en donde se pudo constatar que estas variedades de floración tardía logran romper efectivamente el límite geográfico tradicional en Chile. En ambas localidades se evaluaron 5 variedades europeas. Se estima que la plena producción se alcanza en el quinto año. Para Chile se calcula  conservadoramente un piso de producción de 2.000 kg de grano por hectárea, lo que al precio de los últimos años significa un ingreso bruto a productor cercano a US$10.000/ha, aunque hay explotaciones en Europa que han pasado con holgura los 2.500 kilos de grano en plena producción, lo cual se podría conseguir en el país si se logra afinar el manejo, principalmente del riego. Si a esto le sumamos que los costos agrícolas anuales rondan los US$ 4.000/ha, las utilidades esperadas post payback estarían en los US$6.000-US$8000/ha, dependiendo de la cotización del año.

Lo anterior, en conjunto con la creciente demanda de la almendra en distintos mercados y para diversos fines, como la alimentación vegana y la industria cosmética, además del aumento del consumo en general de productos saludables, ha llevado a grupos económicos importantes a buscar refugio en este tipo de plantaciones. El grupo luso-brasileño Veracruz en Portugal, ISFA Gestión, Ocean Almond y Beka Bolschare en España y el grupo Benetton, en Italia, son solo algunos ejemplos.

 

Floración de los almendros en Septiembre 2020 en el campo de Via Wines, San Rafael, Maule.
Floración de los almendros en Septiembre 2020 en el campo de Via Wines, San Rafael, Maule.

Antonio Fuentes, Técnico Comercial de Agromillora Sur, comenta:

El mercado de la Almendra es muy abierto, contando en Chile con un poder de compra muy grande, diverso e interesado en crecer. Podría ser una alternativa para suelos marginales de O’Higgins, Maule, Ñuble e incluso más al sur, y una interesante oportunidad de inversión, de muy baja demanda de mano de obra, a diferencia de un cerezo o un arándano, y de rápido payback,  señala Fuentes, y agrega: 

Pensando en los criterios medioambientales, el modelo SES propuesto por Agromillora, además de terminar con el polvo en suspensión producto de las cosechas tradicionales cerca de lugares poblados (igual que el avellano), conlleva un ahorro de alrededor de un tercio del agua por hectárea en cultivos sustitutos anuales como el maíz o el arroz, más de un 20% menos en comparación con una plantación de Almendros intensiva (investigación que estamos validando en conjunto con la Universidad de Concepción), y hasta un 60% de ahorro de productos fitosanitarios.

Los ensayos avanzan hacia su cuarta primavera, donde las floraciones son extraordinarias, y están abiertos a quienes deseen conocer el modelo y requieran mayor información.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba