El Almendro en Seto cosecha beneficios

Compartir noticia

El almendro en seto cosecha beneficios

Asistimos a la cosecha de almendro celebrada por Agromillora en Rueda (Valladolid) y San Cebrián de Campos (Palencia)

Agromillora celebró dos jornadas en Castilla y León para acercar a los agricultores el cultivo del almendro en seto como alternativa a los regadíos tradicionales.

Empresa Agraria acompañó a Agromillora y a varios agricultores en el momento decisivo de la cosecha en dos explotaciones de Rueda en Valladolid y San Cebrián de Campos en Palencia

Este año el almendro de regadío en seto ha tenido buenas producciones, con una primavera favorable y un verano de temperaturas elevadas, que han salvado gracias al manejo y a variedades cada vez más adaptadas. También han ofrecido un buen rendimiento los almendros de secano que disponían de riego de apoyo.

Las variedades de almendro que Agromillora comercializa para Castilla y León son de floración extra-tardía. De esta manera, los árboles se libran de las heladas de abril y florecen sin contratiempos. “El resultado ha sido un buen año de almendra, algo en lo que coinciden todos los productores”, destaca Benjamín Crespo, responsable de Leñosos de Agromillora para el norte de España.

La primera explotación que visitamos fue en Rueda (Valladolid). Una parcela de seis hectáreas de almendro convencional plantada hace 3 años con la variedad Penta. Es una variedad de floración extra-tardía que se puede plantar en Castilla y León para evitar las heladas primaverales.

New call-to-action

Penta tiene un vigor y un porte intermedio, con una ramificación equilibrada. Su fructificación es principalmente en ramos mixtos y brindillas. Presenta una elevada densidad floral y es auto-fértil, es decir es capaz de dar frutos en ausencia de otras variedades polinizadoras y abejas. Por lo tanto, no hace falta poner otras variedades en la parcela, se puede cultivar sola.

Esta parcela que cosechamos ofreció unos resultados de unos 6.600 kilos brutos en su segundo año de cosecha que suponen entre unos 1.400-1500 kilos de pepita que está muy bien.

En la finca que teníamos al lado, de dos años en ecológico, cosechada por la mañana, el precio es el doble que la convencional: unos 8-8,5 euros. Mientras que el de esta es de entre 4-4,5 euros, lo que significa que es muy rentable.

Benjamín Crespo, de Agromillora, junto con algunos de los agricultores que se acercaron a ver cómo es una cosecha de almendro en seto.

A pesar de su floración extra-tardía, Penta es muy temprana de maduración. Es de rápida entrada en producción y muy productiva. Es fácil de recolectar y los fruto no se caen prematuramente. Además, es bastante resistente a las principales enfermedades producidas por hongos.

El cultivo del almendro presenta muchas ventajas frente a otros frutales, derivadas de su posibilidad de mecanización y de la buena conservación de la almendra. Ello permite reducir los costes de producción y adaptarse a las fluctuaciones del precio en los mercados.

El cultivo del almendro es muy eficiente, permite reducir insumos y las labores son mecanizadas desde la plantación. La cosecha se realiza con la misma maquinaria que para el viñedo y el olivo.

Para ver la otra cosecha de almendro nos desplazamos hasta San Cebrián de Campos en Palencia. A una parcela de plantada también con la variedad extra-tardía Penta, que es la que mejor se adapta a estas zonas frías como podemos ver por sus resultados.

Para esta parcela de seis hectáreas en convencional, plantada hace 3 años, esta era la primera cosecha. Los resultados de la cosecha ofrecieron un buen rendimiento, 4.500 kilos brutos, unos 800 kilos de pepita.

El almendro es una de las alternativas por las que más está apostando el agricultor debido a la capacidad de resistencia de estas plantas y su forma precoz de entrar en producción. Los rendimientos que ofrece un árbol adulto: unos 2.000 kilos de pepita (sin cáscara) por hectárea, garantiza la rentabilidad.

Una planta de apenas dos años ya da su primera cosecha y a los cinco años ya está en plena producción. A partir de ahí se producen las producciones más importantes, que se prolongan durante 20 o 25 años.

La apuesta por este cultivo está respaldada por una demanda mundial de frutos secos muy importante y que va en aumento, con precios muy interesantes. “Sobre todo en el caso del almendro ecológico, cuyo fruto se paga más del doble que el convencional”, señala el responsable de Agromillora.

Cada vez hay más agricultores que se interesan por este cultivo alternativo y se están formando para conocer sus posibilidades ya que demanda menos agua y los ingresos son muy atractivos. Aunque el manejo no resulta complicado, y menos para quien ha tenido viñedo o frutales, Agromillora ofrece asesoramiento técnico para todos aquellos que quieren introducirse en este cultivo.

Fuente: Empresa Agraria

No te pierdas ninguna historia.

Recibe nuestro resumen semanal con las últimas noticias, artículos y recursos.

SUBSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER