Saltear al contenido principal
Olint

Entrevista a Luis Miguel Delgado

Entrevista A Luis Miguel Delgado

Luis Miguel Delgado, Socio de Sociedad de Gestión de Fincas

¿Quién es Luis Miguel Delgado
¿Qué le ha hecho estar relacionado con la agricultura?

Soy una persona con una relación muy estrecha con la agricultura, soy ingeniero agrónomo y mi padre es capataz agrícola. Él empezó con una empresa de distribución y de fitosanitarios que se llama Semillas Delgado.
Uno de los momentos que más recuerdo, fue cuando acabé BUP y marché a Córdoba a estudiar. Una vez allí, viví muy de cerca el olivar, Córdoba es estupenda. La verdad, es que nos lo pasamos muy bien en la carrera y la formación impartida era bastante buena.

En el proyecto de final de carrera me marché a Albacete con un técnico muy bueno llamado Vicente Bodas. Con Bodas estuvimos viendo todos los cultivos extensivos. Tenía aproximadamente 400 hectáreas de cultivo, e hicimos el proyecto de carrera sobre todo el plan de trabajo de la finca, rotación de cultivos, rentabilidades, plan económico, inversión etc…

Con el trabajo final de carrera realizado, volví a casa. La empresa de mi padre seguía creciendo, y yo vi que era un buen momento para nuevas oportunidades. En ese momento, Óscar de Marcos y yo creamos la empresa Sociedad de Gestión de Fincas Rústicas en Talavera de la Reina. Nos dedicamos al asesoramiento de fincas y explotaciones, pero no solo en temas agrícolas, sino también en todo aquello relacionado con lo administrativo, como las subvenciones o la PAC. Ayudamos a cumplir con las condiciones y normativas para obtener el máximo de subvenciones posibles.

¿Cómo crees que has llegado hasta aquí?

Hemos llegado hasta aquí por la necesidad de buscar nuevas oportunidades. Aquí en la zona donde hemos crecido toda la vida ha habido cultivos de cereales de fincas grandes con dueños de Madrid. Los agricultores no son los dueños de la finca, por ese motivo no ha habido tanta evolución. Las empresas o los dueños lo que quieren es mantener la explotación al menor coste posible. Una de las ideas fundamentales que tenemos es la intención de invertir en algo nuevo. Por ejemplo, Toledo tiene muchas fincas de recreo y de caza, las fincas de regadío que hay son muy tradicionales y buscan mantener su cultivo de maíz y cereal, y así una rentabilidad determinada.

Gestionando y asesorando explotaciones de olivar, y con la idea de diversificar, conocimos Agromillora. Cuando iniciaron su camino con el almendro en seto, nos llamó la atención.
Era algo novedoso, un sistema con unas posibilidades interesantes y dimos el salto a gestionar plantaciones en fincas de almendro en seto que estábamos asesorando.

30ha de almendro en seto en la Puebla de Montaban, Toledo.
30ha de almendro en seto en la Puebla de Montaban, Toledo.

 

¿Cuál dirías que es el valor añadido de Sociedad de Gestión de Fincas Rústicas?

La tecnología y la formación. Al final lo realmente importante es el conocimiento del know how, si nosotros sabemos como se produce el almendro en seto, esa es la idea que transmitimos, el cómo hacerlo para no equivocarse.

Esto, para nosotros, es lo más importante. Deben tener en cuenta los inversores que no deben ponerse en manos de gente que no está preparada. Conocemos muchas fincas en la provincia de Toledo que se han embarcado en explotaciones muy grandes y que han sido un fracaso. Se ha invertido mucho dinero y se ha fracasado, hay que evitar precisamente eso.

¿Qué valoras de un partner como Agromillora?

Es quién ha aportado esa información, quién ha ayudado a aportar ese know how que poco a poco hemos conseguido, y lo hemos hecho junto a ellos. Hemos ido aprendiendo a cómo ir podando, qué fertilización usar, qué tratamiento hacer, las fases del almendro, la cantidad de nitrógeno, de fósforo, de agua, el control de enfermedades…

¿Cuál es vuestra zona de influencia? y ¿con cuántas plantaciones estáis trabajando?

Nuestra zona de influencia es Toledo y parte de Extremadura. Buscamos siempre las temperaturas más suaves. Las fincas que llevamos actualmente son más de 10. Gestionamos más de 500 hectáreas de almendro en seto, proyectos además que se están ejecutando a corto plazo.

¿Hablando de proyectos en que estáis trabajando?

Este año hemos desarrollado un proyecto importante como una plantación de unas 120 hectáreas, donde, además, vamos a reducir el marco de plantación. El marco estaba a 3,5 m y vamos a reducirlo a 3,1 m para tener mayor nivel de paredes vegetativas y así conseguir una mayor producción. Esta reducción de 3,5 m a 3,1 m, le acompaña un marco entre árbol y árbol de 1,25m.

Al final lo realmente importante es el conocimiento del know how, si nosotros sabemos cómo se produce el almendro en seto, esa es la idea que transmitimos, el cómo hacerlo para no equivocarse.

¿Qué diferencia os encontráis entre una plantación tradicional y una en seto?

Ventajas, sobretodo con la entrada en producción. En una plantación, de dos años y medio, por ejemplo, hemos obtenido 1250kg. Tuvimos una parte de Penta que se nos heló y nos bajó la producción, pero la variedad Soleta ha conseguido este año una floración y producción muy buena.

Otra diferencia importante es el personal. En el primer año y segundo, en el sistema SES o Seto, requiere personal, porque tienes que formar y podar la planta. Aunque esta poda la hagas mecanizada, has de repasar sobretodo las bajeras, se tienen que subir. Hemos observado que en las primeras plantaciones que no repasamos las bajeras, cuando hemos ido a recogerlas, hemos tenido problemas porque se nos escapaba la almendra de las ramas, salía de la cosechadora. Hay una serie de trabajos que requiere personal, pero lo mismo con el almendro convencional. La ventaja es la poda mecanizada de formación que no es muy técnica. El maquinista ha de seguir unas pautas para formar pisos de menos de 20 cm. A partir del tercer piso, podemos subir las pautas a 30 o 35 cm.

«Siempre intentando reducir la anchura de la pared para que cuando alcance su altura definitiva dispongamos de un seto de no más de 80 centímetros de anchura»

Siempre intentando reducir la anchura de la pared para que luego cuando crezca tengamos nuestros 80 cm, que es el objetivo. Tenemos una plantación que tiene 4 años y es el segundo año de producción, tiene una altura de 2,20 m aproximadamente y se está acercando a un techo que hemos marcado de 2,80 m.

Las plantaciones que hemos visto en cultivo intensivo son árboles muy altos de 5 o 6 años, pero el día de mañana cuando tenga altura a 7 o de 5 metros, la eficiencia del tratamiento va a ser mucho menor que teniéndolo en seto. También creo que la reducción del consumo de agua va a ser importante el día mañana. La densidad de agua es menor en el seto que en el intensivo.

La incorporación del almendro en seto en secano

Tiene potencial en aquellas zonas que sean frescas, aquí en Toledo son tierras muy cortitas, arenosas que rápidamente se resecan, entonces no es una zona demasiado interesante. La zona de La Sagra, La Mancha, dirección a Cuenca, son zonas interesantes, suelos frescos que mantienen bastante la humedad.

Como alternativa a la viña, la plantación de almendro en secano es muy interesante.

«Creo que vamos a superar el próximo año a Australia en producción»

Luis Miguel Delgado, Socio de Sociedad de Gestión de Fincas Rústicas

¿Cómo ves el mercado de la almendra?

La perspectiva es que todo lo que se produce, se consume. Por lo tanto, a corto plazo es inmejorable. A largo plazo… en España podemos llegar a 350.000 toneladas, ahora estamos en 70.000,
teniendo en cuenta que Estados Unidos supera el millón, influimos un poco, pero no tanto como el mercado americano. Aunque nos beneficia que sean ellos quienes controlen el precio.

Es una ventaja que tenemos que aprovechar. Aunque haya mucha producción y llegamos a 350.000 toneladas futuras, ahora estamos en 70.000, el año que viene podemos llegar a 100.000. Creo que vamos a superar el próximo año a Australia en producción.

¿Además de almendro, con qué otros cultivos trabajáis?

El cultivo que va muy bien para acompañar las inversiones en almendro es el pistacho. Aquí en Toledo se están haciendo plantaciones muy importantes de pistacho, ya hay fincas que tienen 250ha de pistacho en un mismo perímetro. Es una zona que cumple con muy buenas condiciones para poner pistacho. Nosotros también gestionamos plantaciones de pistacho.

El objetivo es diversificar y hacer plantaciones de almendro y pistacho. Las perspectivas del pistacho son muy importantes, incluso más que en el almendro.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba