Saltear al contenido principal
Olint

Nuevas variedades de olivo

Nuevas Variedades De Olivo

La llegada de la recolección mecánica con máquina cabalgante ha representado, a partir de mediados de los años noventa, la segunda «revolución Olivicola» difundiendo la alta densidad también a la olivicultura, hasta ahora un modelo exclusivo de la viticultura y la fruticultura. El olivar superintensivo, de hecho, es similar a un viñedo moderno de uva de vino: elevada densidad de plantación (1200-2000 árboles / ha), precoz entrada en producción (3er año) y estabilización de la misma alrededor del cuarto-quinto año con una producción de al menos 8-10 t / ha de aceitunas, marco de plantación rectángulo regular (mx 3,5-4,0 1.3 a 1.5 m) que permite la formación de una pared vegetal continua vertical, las dimensiones de la cual no debe exceder una altura de 3 m y el espesor de 1.5 m. El tronco debe estar libre de ramas a una altura de 0,5 m desde el suelo para permitir un manejo adecuado y el funcionamiento eficaz de la máquina cosechadora. En los campos de olivar en seto de primera generación (foto 1)(SHD) la formación fue el eje central (líder central): el olivo crecía de acuerdo con un eje vertical que no se cortaba hasta una altura de 2,5 m y alrededor del cual crecían libremente las ramas laterales de igual longitud. Recientemente, se ha introducido un nuevo criterio de manejo, el formato Smarttree, la gestión del cual ha introducido la segunda generación de campos de superintensivo (SHD 2.0) (Foto 2.)

Este sistema de cultivo se propone con el objetivo de alcanzar una mecanización total de las operaciones de gestión de olivar, incluyendo la poda de formación. Las estaquillas enraizadas se someten a distintos cortes en el vivero a una altura de 50 cm, de modo que, mediante la eliminación de la dominancia apical ejercida desde el ápice en crecimiento, se consigue: (i) el desarrollo de yemas laterales, (ii) la rápida ramificación y (iii) la formación de una pared libre vegetal totalmente homogénea, que puede ser manejada mecánicamente desde la misma plantación.

Foto izquierda (1): Olivar en seto de primera generación. Foto derecha (2): Olivar en seto de segunda generación.

Este nuevo sistema, de hecho, permite reducir los costes de instalación por hectárea, ya que no requiere de ninguna estructura de apoyo especial, se reduce a una simple caña de bambú de 90 cm de altura clavada en el suelo en el momento de la plantación. Además, la poda se realiza de forma totalmente mecánica, a través de operaciones de corte apical regulares (topping) y lateral (hedging), también en la fase de formación. En 1994 el primer modelo de olivar en seto sólo dio lugar a trabajar con dos variedades cultivadas Arbequina y Arbosana, que se añadieron sucesivamente la una con la otra. La aplicación sostenible de la alta densidad en la olivicultura depende, de hecho, esencialmente de la disponibilidad de variedades de olivo que tengan unas características vegeto-productivas específicas, con limitantes mayores incluso de los necesarios para la cosecha mecánica discontinua que se realiza con el agitador tronco. Los estudios de interacción planta-máquina, en el caso de este nuevo sistema de cultivo, han conducido a la identificación, hasta la fecha, de 5 variedades adaptadas a este tipo de colección. Estas investigaciones experimentales, llevadas a cabo por primera vez en Italia por investigadores de la Universidad de Bari en el año 2001, continuan con el objetivo de evaluar la idoneidad de un mayor número de variedades para la cosecha mecánica con máquina cabalgante. Las variedades italianas estudiadas hasta ahora desafortunadamente tienen fuertes limitaciones debido principalmente a su medio-alto vigor, que determina tanto grandes daños a la vegetación, incluso en las plantas jóvenes, como retraso inaceptable en la entrada en la producción y una enorme dificultad en la gestión del seto. Sin embargo, hay evidencia científica de algunos genotipos italianos prometedores por su su capacidad de adaptación al nuevo sistema de cultivo, desde el punto de vista de prestaciones productivas como vegetativas de la pared. Debemos, sin embargo, esperar por lo menos otros cinco años de pruebas para ‘promover’ nuevas candidaturas italianas. Por el momento, la posesión de tales características genéticas se reconoce a las variedades españolas Arbequina, Arbosana, Sikitita, Oliana y la griega Koroneki. A nivel mundial, más del 90% de los olivares superintensivos hoy utilizan para su cultivo bien Arbequina bien Arbosana.

La Arbequina todavía ocupa el 65% del área mundial cultivada con sistema superintensivo, mientras que la Arbosana se calcula ya en alrededor de un 25% su superficie. En Italia, casi dos tercios de los olivares superintensivos se encuentran en Puglia (Foto 3.), donde en el año 2016 más de 600 hectáreas estaban ya ocupadas por Arbequina, mientras que alrededor de 300 por Arbosana y el resto de Koroneiki. Sin embargo, la gama de variedades está mejorando rápidamente, con la introducción de nuevas variedades frutos de distintos programas de mejora genética.

Foto 3: Evolución de la superficie del cultivo del olivo superintensivo en Puglia.

Las características bio-agronómicas que, juntas, constituyen la quintaesencia de una variedad adaptada a los sistemas de cultivo superintensivo son:

  • El vigor reducida
  • Hábito compacto
  • Rápida entrada en producción
  • Potencial productivo alto
  • Calidad del aceite del extracto
  • Actitud de alta rizogénesis
  • Resistencia al estrés abiótico (frío, sequía, salinidad)
  • Resistencia al estrés biótico (mosca, repilo, lepra)

Todos ellos, representan los objetivos de la mejora genética del olivo necesarios para la ampliación de la gama de variedades disponibles para los sistemas superintensivos de cultivo, y fundamentales para proporcionar una mayor capacidad de elección a los agricultores. Durante las últimas dos décadas, los trabajos de mejora italianos sólo han registrado dos nuevas variedades, l propuestas para sistemas de alta densidad: Fs-17® y Urano / Tosca®. La primera posee características bio-reproductivas en línea con el ideotipo buscado para la alta densidad, pero carece de algunos parámetros vegetativos, tales como habitus expandido y densidad de copa escasa. El segundo, por el contrario, presenta características vegetativas de valor, como habitus semi-enano y la densidad del vegetación compacta, pero ha proporcionado resultados productivos erráticos y poco satisfactorios. El programa de mejora genético entre Agromillora Research y la Universidad de Bari ha conducido a la obtención de numerosas selecciones interesantes. Entre ellas la OAC-10 que se evaluó el campo como Lecciana (Foto 4.). Fue obtenida por un cruce controlado entre Arbosana y Leccino y posee peculiares características vegetativas y reproductivas que la hacen adecuada al olivar en seto:

  • El vigor medio-bajo, entre Arbosana y Arbequina
  • Comportamiento erecto y bastante compacto
  • Precoz entrada en producción, el 3er año
  • Ginosterilidad baja (4%)
  • Cuajado elevado de flor (5%)
  • De buen tamaño de la fruta, mayor que 3 g
  • Elevada productividad por árbol,como arbequina
  • Daños escasos a la aceituna en la cosecha mecánica, menos que Arbosana
  • Daños de ramas limitado, inferiora Arbosana, similar a Oliana
  • Sensibilidad a la mosca medio-baja, como Arbosana
Foto 4: Diferencia de olivar joven y adulto de la variedad Lecciana.

Lecciana ha resultado, en campo, autoincompatible. La época de recolección óptima es la que corresponde al 50% del epicarpio enverado (índice de pigmentación 2). Esto acontece en Puglia habitualmente entre la segunda semana de noviembre y la primera de diciembre. En esta etapa de maduración los frutos poseen:

  • Buena consistencia de la pulpa (alrededor de 4 N), lo que reduce el daño de la cosecha mecánica
  • Peso de alrededor de 3,5 g y índice de caída minferior de 2 N / g, que permiten altas eficiencias de recolección mecánica
  • Los rendimientos de aceite de 15%

El aceite Lecciana, extraído en esta época de cosecha, posee excelentes características sensoriales y químicas. En particular, la acidez es de alrededor de 0,3% y la media del frutado, picante y del amargo son altas (4). Resaltar, por último, el contenido elevado de los polifenoles del aceite de Lecciana que en esta época es superior a 450 ppm. Esto no sólo da atributos organolépticos buscados sino que alargan la vida útil de los aceites Lecciana, pero le permitiendo extraer aceites nutracéuticos, ya que cumplen los requisitos necesarios según la declaración de propiedades saludables AESA. Teniendo en cuenta la importancia de la olivicultura en Italia, y especialmente en Puglia, la alta densidad se erige como una de las posibles soluciones que se pueden utilizar para la mitigación de los problemas que afectan a este sector. La introducción de estas nuevas variedades en el contexto olivícola italiano parece dar resultados prometedores en términos de sostenibilidad agronómica y económica. La difusión en Italia de la alta densidad del olivo ha encontrado, hasta ahora un gran obstáculo en la elección limitada de variedades, todas de origen extranjero. Lecciana es la primera variedad con parentales italianos que puede adaptarse a los sistemas de cultivo de alta densidad, permitiendo obtener una reducción del 80% de la utilización de mano de obra especializada agrícola en comparación con las mejores plantaciones intensivas italianas. La variedad podrá incluirse directamente en la ley que rige las producciones reconocidas como italianas.

Por lo tanto, las empresas serán capaces de producir el aceite de oliva virgen extra Made in Italy con una reducción de costes del 50% en comparación con las mejores plantaciones intensivas actualmente en producción y realizadas con variedades nacionales italianas. Lecciana es el primer genotipo de origen italiano adecuado para el cultivo de los olivos en seto que posee los parámetros tanto vegetativo como reproductivos requeridos y que produce aceites con excelentes características organolépticas y nutracéuticas.

Salvatore Camposeo

Salvatore Camposeo

Departamento de Ciencias Agroambientales y territoriales de la Universidad de Bari Aldo Moro, Bari (Italia).
Coordinador nacional del grupo de trabajo de olivicultura y aceites.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba