Saltear al contenido principal
Olint

Parte II. Nuevos modelos agronómicos para una producción eficiente y sostenible de ciruelo europeo y japonés

Parte II. Nuevos Modelos Agronómicos Para Una Producción Eficiente Y Sostenible De Ciruelo Europeo Y Japonés

Portainjertos

Además de la variedad, que aporta diferencias importantes según sea su pertenencia al ciruelo europeo y japonés, e incluso dentro de cada grupo; el portainjerto va a jugar un papel determinante en la adaptación a las condiciones edáficas concretas y por su vigor conferido va a condicionar el sistema de conducción. En ciruelo, el hecho de contar con dos especies: ciruelo europeo (P. domestica) y japonés (P. salicina e híbridos de esta especie con otros ciruelos diploides), con características bien diferenciadas en cuanto a la tipología de fruto, amplía sus posibilidades a escala comercial. Sin embargo, es bien conocida la incompatibilidad de variedades, sobre todo algunas del tipo ‘Reina Claudia’, con los patrones Mirobolán y Mariana, (Moreno et al., 1995a;b;c) que son los más utilizados para el ciruelo.

Los patrones ciruelo de crecimiento rápido (Mirobolanes y Marianas) se han utilizado tanto para las variedades de ciruelo europeo (Reig et al., 2018a) como para las del japonés. Los patrones de ciruelo de crecimiento lento (Pollizos de Murcia, San Julián, etc.) aportan además un mayor control del vigor del árbol y una buena calidad de fruto y recolección más anticipada con respecto a los de otras especies del género Prunus. Sin embargo, un inconveniente de muchos patrones de ciruelo es su mayor o menor sensibilidad a la emisión de rebrotes de raíz, característica ligada a la especie.

Portainjertos disponibles en ciruelo europeo y japonés. Compatibilidad a contrastar en algunas combinaciones patrón/variedad.

Selecciones

Entre las selecciones más difundidas comercialmente se encuentran Adesoto 101 (Moreno, 2004), usado también como patrón para melocotonero, y San Julián A, así como las selecciones italianas de P. domestica Penta y Tetra. Diferentes selecciones de Mirobolán (P. cerasifera) y Mariana (P. cerasifera x P. munsoniana) se han llevado a cabo también en distintos centros y países a lo largo de los años, siendo el Mirobolán 29C y los patrones Mariana GF 8–1 y Mariana 2624, los más utilizados comercialmente en Europa, Estados Unidos y Chile, sobre todo para las variedades de ciruelo japonés.

Los híbridos interespecíficos Isthara® y Miral 3278–AD, de obtención más reciente, aportan interesantes características dado su vigor medio, buena productividad y calidad del fruto y además no son sensibles a la emisión de rebrotes de raíz (Reig et al., 2018b). También los mirobolanes (P. cerasifera) Adara y Ademir (Figura 2), han mostrado muy buen comportamiento productivo en suelos calcáreos con variedades del grupo ‘Reina Claudia’ (Reig et al., 2018b). De los patrones de obtención más reciente, hay que señalar el Rootpac®20 por conferir un vigor bajo y una buena productividad, utilizado ampliamente en almendro para plantaciones en seto. También en Chile, como se expone a continuación, se cuenta con varios años de experiencia con este patrón en plantaciones en seto con la variedad de ciruela europea ‘Agen’ para mecanizar la recolección cuando el destino es la deshidratación.

De la misma serie, el Rootpac®R aporta un mayor vigor, aunque inferior a los patrones Mariana, es tolerante a nematodos agalladores, a la asfixia y a Phythopthora, anticipando la maduración con respecto a otros patrones. Características más detalladas de dichos patrones y de otros en proceso de obtención han sido descritos detalladamente por Iglesias et al. (2020).

 

Puede continuar leyendo la primera parte del artículo Nuevos modelos agronómicos para una producción eficiente y sostenible de ciruelo europeo y japonés

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba