Saltear al contenido principal
Olint

El auge del Platinum

El Auge Del Platinum

El auge del Platinum: La elección del portainjerto.

La elección del portainjerto requiere una especial consideración a la hora de llevar a cabo una plantación de cualquier cultivo que requiera su utilización, y el pistacho no es una excepción. Los portainjertos influyen en el crecimiento de las plantas, en las producciones y, lo que es más importante para los pistachos, la resistencia a enfermedades. La resistencia al frío y a la salinidad es también importante. Como respuesta a estas cuestiones surge un nuevo patrón de pistacho, el Platinum, una obtención del Vivero Pioneer.

Jeb Headricks fue uno de los primeros productores en probar este portainjerto. Jeb siempre ha estado ligado a la agricultura, ya que creció en la explotación familiar donde cultivaban principalmente hortalizas y nogales. Desde pequeño disfrutaba ayudando a su padre en el campo y soñaba con continuar con la gestión de la explotación familiar. Después de licenciarse en la Universidad de Davis, sin duda una de las más universidades con más prestigio a nivel mundial en agronomía, volvió a la granja con su padre, quien le puso a cargo del manejo de una parcela de nogales recién plantada. Después de aprender todo lo posible sobre nogales en su finca, se dedicó a asesorar a otros productores en el manejo de sus explotaciones.De hecho, fue su incansable búsqueda de innovaciónen el sector lo que le llevó a conocer a los fundadoresdel Vivero Pioneer. En aquel momento, además de producir portainjertos de pistacho, Pioneer producía nogales clonales.

Jeb comenzó a interesarse cada vez más porlos pistachos. Según su opinión, los pistachos sonmás rústicos que los nogales, los cuales, en ocasiones, dejan de crecer o incluso mueren sin razones aparentes.Jeb siempre recuerda una vez en la plantación de su vecino, donde un tractor pasó literalmente por encima de un pistachero. El dueño colocó de nuevo el pistachero en su lugar, ¡y terminó recuperándose totalmente!

Además, sus dos hijos son grandes consumidores de pistachos, mientras que tiene que insistir para que coman nueces.Después de que Jeb plantara pistacheros, comenzó a colaborar con Pioneer. Continuó su trabajo gestionando y asesorando explotaciones, focalizándose principalmente en el cultivo del pistacho. Progresivamente, la explotación familiar también hizo el mismo proceso de transición que Jeb, de la producción de nueves a los pistachos.

Alta precocidad y elevadas producciones

Jeb es un Defensor del Platinum debido a su alto potencial de exploración radicular y su alto vigor, principalmente en los primeros años de establecimiento del cultivo. Como consecuencia de lo citado anteriormente, el portainjerto Platinum es capaz de entrar rápidamente en producción y de alcanzar unas elevadas producciones. Jeb recuerda una de las primeras parcelas que puso con este portainjerto. En el 5º verde esperaba una producción aproximada de unos 560 kg/ha. Cuando la recolección había terminado, observaron el potencial de este portainjerto: 1233 kg/ha en el 5º verde y más de 2465 kg/ha en el 6º.

La innovación en el vivero Pioneer

Los fundadores del vivero siempre han tenido un carácter innovador. El descubrimiento de un nuevo portainjerto supuso un bálsamo para el sector del pistacho en California en los años setenta. Al mismo tiempo, las plantaciones de pistacho sufrían de Verticillium. Enfermedad fúngica cuyas estructuras de protección son capaces de permanecer latentes durante un gran periodo de años en el suelo. Los árboles sobreviven unos cuatro años, después de este periodo se observa un decaimiento generalizado del árbol. Los árboles debían de ser reemplazados en un porcentaje alto, de forma que no era rentable para los productores.

Los fundadores de Pioneer, Corky Anderson y Ken Puryear, buscaron patrones de pistacho resistentes a verticilosis. Se reunieron con el director del Centro de Introducción de Plantas de Chico (California), y testearon numerosas especies de pistacheros en macetas inoculadas con el patógeno. Después de unos años, concluyeron que P. integerrima era tolerante a la enfermedad. Se lanzó al mercado en 1980 como Pioneer Gold, y supuso una auténtica revolución en el sector.Su buena adaptación a las condiciones climatológicas y de los suelos californianos, sumado a la tolerancia a Verticillium provocaron que en 1999 Pioneer produjese un millón de estos portainjertos para satisfacer la demanda de los productores.

La empresa continuó su crecimiento ofreciendo semillas de PG1 (Pioneer Gold 1) y UCB1. El portainjerto UCB-1 fue desarrollado por la Universidad de Berkley a partir de polen de Pioneer Gold, seleccionado por su resistencia a la verticilosis, y de P. Atlantica como parental femenino, debido a su resistencia al frío. UBC-1 es un portainjerto muy extendido y produce árboles más grandes que Pioneer Gold. Mientras tanto, el Vivero Pioneer siguió llevando a cabo su programa de mejora y obtuvo en 1990 el patrón Pioneer Gold 2 (PGII).

La propagación del pistachero mediante estaquillado es complicada, por lo que PG1, PGII y UCB-1 estaban disponibles en el mercado como semillas germinadas.La única ventaja de la propagación por medio de semillas es la obtención de una población variada genotípicamente, lo cual puede ser una ventaja en lo que a resistencia a patógenos se refiere. Cada árbol tiene una proporción variable de genes resistentes, de esta forma, la plantación tiene más posibilidades de sobrevivir a un brote o un ataque de un patógeno. La gran desventaja de la multiplicación por semillas es la gran diversidad que muestran las producciones. Algunos de ellos tendrán producciones altas y otros no tanto. PG1 tiene una buena uniformidad en la producción. En el caso de UCB-1, los productores han observado que alrededor del 20% de los árboles muestran una baja producción.

Planitum surge del árbol más productivo en un ensayo de 20 años.

La Universidad de California llevó a cabo un extenso ensayo en 1989 comparando diferentes portainjertos en cinco zonas geográficas diferentes repartidas por el estado de California. Cada uno de ellos contaba con 400 árboles: 100 de Atlantica (P. atlantica), 100 de Pioneer Gold 1 (P. integerrima), 100 de Pioneer Gold II (P. integerrima x P. atlantica) y 100 árboles de UCB-1 (P. atlantica X P. integerrima). Los resultados de estos ensayos muestran que el UCB-1 fue significativamente más productivo los primeros 5 años que PG1 o PG2, Atlántica se mostró el portainjertos menos productivo. Las producciones se evaluaron de nuevo en 2009 y 2011 cuando los árboles tenían 20 y 22 años respectivamente.En este caso, no hubo diferencias significativas entre los portainjertos PG2 y UCB-1, siendo PG1 y Atlántica los menos productivos. También se evaluaron por separado las producciones por árbol, siendo los dos más productivos los correspondientes a PG2. Estos dos árboles fueron reproducidos clonalmente y recibieron el nombre de Platinum.

Micropropagación de portainjertos de pistacho

A principios de la década del 2000, algunos portainjertos eran multiplicados mediante micropropagación, también conocida como propagación clonal. Con este método, cada planta es genéticamente idéntica. Esto origina plantaciones homogéneas. Lo que se traduce en mayores producciones.Agromillora lleva a cabo la micropropagación vegetal de Platinum partiendo de material vegetal de la mejor calidad genética y sanitaria. Este portainjertos vigoroso se está convirtiendo en una opción de alto valor entre los productores californianos como consecuencia de su uniformidad, su rápida entrada en producción y las elevadas produccionesque mantiene. Para Jeb Headricks la elección es clara. De hecho, acaba de plantar otras 50 ha en la explotación familiar. Es por esto, que siempre recomienda Platinum a sus clientes.

Foto izquierda: Jeb Headricks enfrente de un árbol de la variedad Lost Hills injertado sobre Platinum de 5 verdes. Foto derecha: Andy con la planta madre de PG1.
Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba