Saltear al contenido principal
Olint

Olivos SES: Fruticultura súper eficiente y sostenible

Olivos SES: Fruticultura Súper Eficiente Y Sostenible

“Quienes nos dedicamos a la olivicultura de alta densidad, cada vez más nos convencemos que la producción olivícola y también de otro tipo de frutales, puede ser más eficiente en todo aspecto con el sistema SES”

Mauricio Sandoval, uno de los productores más importantes del sector olivícola en Chile, quien ganó el premio al “Profesional Agrícola del Año 2018 ”, otorgado por la Asociación Chile Oliva, nos cuenta sobre su trayectoria y cómo ha logrado innovar a través del sistema SES en los procesos productivos.

Mauricio, te has convertido en uno de los mayores productores de aceite de oliva en Chile. ¿Puedes contarnos un poco de tu historia? ¿Cómo te convertiste en uno de los líderes de la industria del aceite de oliva en Chile?

olivos en sesSoy Ingeniero Agrónomo, formado en la Universidad de Chile, con un diplomado en Olivicultura y Producción de aceite de Oliva, dictado por la misma universidad. Tengo más de 13 años de experiencia en el rubro ligado al cultivo del olivo, principalmente en la zona norte de nuestro país.
Me tocó participar, desarrollar y actualmente liderar un proyecto de 450 ha de olivos en alta densidad en la comuna de Ovalle, IV Región de Coquimbo, el cual ha tenido muy buenos resultados productivos, con recursos hídricos restringidos en la mayor parte del desarrollo del proyecto.

Esto último, me ha servido para ir ajustando y comprendiendo de mejor manera las condiciones que este cultivo tiene para desarrollarse y lograr buenos resultados productivos. Por mucho que se quiera ver al olivo como un cultivo rústico, noble y resistente, si lo que se pretende conseguir son resultados productivos exitosos y rentables, necesita, al igual que los demás frutales tradicionales, que las demandas hídricas y nutricionales sean cubiertas de forma adecuada.

¿Cómo llegaste a la olivicultura y cómo conociste los nuevos sistemas productivos en alta densidad para la producción de aceite de oliva?

Mi primer acercamiento a la olivicultura, fue en el año 2008, cuando me trasladé a trabajar a un campo ubicado en la comuna de Copiapó, III Región de Atacama.

Se trataba de un campo con olivos plantados bajo el sistema tradicional, es decir, marcos de plantación de 7×7, 5×3. Eran plantaciones con más de 30 años enfocados básicamente en la producción de olivas para mesa especialmente Manzanilla Real, Sevillana y Cerignola de Belice. Allí, estuve por tres años y luego aposté y cambié al proyecto de olivos en alta densidad, que ya mencioné, donde me tocó estar íntimamente vinculado a los sistemas de producción super intensivos hasta hoy.

¿Cuál es tu rol y en qué consiste el proyecto en Ovalle? Y cuáles son las diferencias que has visto en estos años en ambos sistemas.

olivos en sesActualmente, estoy a cargo de la Administración General y Dirección Técnica de un huerto en alta densidad de 450 ha, de las cuales 438 están bajo el sistema SES (Sistema Eficiente y Sostenible) cuyas variedades principales son Arbosana y Arbequina y las 12 ha restantes, corresponden a las variedades Coratina, Frantoio y Leccino.

Una de las grandes diferencias que existen entre los sistemas de explotación tradicional y los de alta densidad, es lo simplificado de la cosecha. En los sistemas tradicionales, la cosecha en un 100% era de forma manual y con un rendimiento muy bajo.

La cosecha mecanizada es una de las labores que más beneficios cuenta, mejorando enormemente la eficiencia y bajando los costos unitarios que implica la obtención del producto final. En términos generales, las producciones han ido en aumento, llegando a obtener producciones de aceite/ha, muy destacables a nivel nacional e internacional.

¿Qué dificultades encontraste cuando iniciaste esta plantación?

Las principales dificultades fueron operativas y guardaban relación con la mayor intensidad en las labores de habilitación del suelo previo a la plantación. La gran cantidad de piedras que aparecían en la preparación de suelo, nos obligaron a considerar labores que, en la fase de evaluación del proyecto, no se consideraron. Es decir, despedrados manuales y mecánicos que aumentaron los costos previos al inicio de las cosechas mecanizadas.

Por otra parte, en esta zona, si bien contamos con un clima privilegiado para la producción de aceite de oliva virgen extra, dada las temperaturas moderadas que existen en determinados periodos o de la fenología del cultivo, la disponibilidad hídrica para riego, cada vez ha sido más escaza, lo que nos ha obligado a ser mucho más eficientes en el uso de agua para ser capaces de conseguir buenos rendimientos de cosecha, tanto en olivas como en rendimiento graso.

¿Cómo ha visto evolucionar el sistema de alta densidad en Chile?

Favorablemente. Quienes nos dedicamos a la olivicultura de alta densidad, cada vez más nos convencemos que la producción olivícola y también de otro tipo de frutales, puede ser más eficiente en todo aspecto con el sistema SES. En Chile hay unas 25 mil ha totales, de las cuales 22 mil ha aproximadamente, son en alta densidad plantadas para la producción de aceite de oliva. Con toda la información técnica disponible, resultados productivos, utilidades, márgenes económicos, etc. considero inconcebible que cualquier aumento en la superficie plantada de olivos, no sea implementado bajo el sistema superintensivo o de alta densidad, SES.

olivos en ses

¿Qué es lo que más valora del modelo alta densidad?

Entre muchos beneficios, se podrían destacar, la precocidad en la entrada en producción, la mecanización de poda y cosecha posibilitando, entre otras cosas, la obtención de aceites de oliva de alta calidad impactando beneficiosamente en los costos de producción; maximizar el suelo y la nutrición, etc.

¿Qué cree que le falta a Chile y al cono sur para aumentar el consumo de aceite de oliva?

El costo de una botella de aceite de oliva es muy superior al de aceites vegetales refinados y éste es un factor determinante para la decisión de compra del consumidor común. Se han realizado varios esfuerzos por parte de la industria para dar a conocer los beneficios para la salud que tienen los aceites de oliva de alta calidad o Virgen Extra, sin embargo, hay una gran parte de la población que lamentablemente no tiene acceso al uso diario de este gran alimento funcional.

La zona de Ovalle en Chile se ha transformado en un lugar excepcional a nivel mundial para producir aceite de oliva, ¿Qué nos puedes contar de sus características?

José Luis Rojas, Jefe de riego; Darwin Oyarce Supervisor 220 ha; Osvaldo Carvajal, Supervisor 230 ha. Colaboradores desde el inicio del campo, año 2011.
José Luis Rojas, Jefe de riego; Darwin Oyarce Supervisor 220 ha; Osvaldo Carvajal, Supervisor 230 ha. Colaboradores desde el inicio del campo, año 2011.

Ovalle se ubica en la IV región de Chile, cuenta con un clima mediterráneo, con temperaturas óptimas para el desarrollo del olivo. Las plantaciones de olivo se ubican preferentemente más cercano a la zona costera que a los emplazamientos precordilleranos, encontrando máximas entre 25-29 °C y mínimas en torno a los 2-10°C, con eventos de heladas poco frecuentes. Lamentablemente, los inviernos han sido cada vez menos lluviosos, generando que la disponibilidad hídrica disminuya y esto provoque y acentúe algunos problemas productivos.

¿Por qué crees que los olivos en alta densidad podrían ser una interesante alternativa para la zona?

olivos en sesOvalle, es una zona rica en cuanto a la explotación agrícola, con una generosa variedad de cultivos y frutales como la vid vinífera y de mesa, cítricos, paltos, almendros y nogales, etc. solo por nombrar algunos. No obstante, tal como fue mencionado anteriormente, la disponibilidad hídrica en la zona cada vez está siendo más escasa y cara, por lo que cultivos y frutales tienen de una demanda hídrica superior a la del olivo, paltos y cítricos, por ejemplo, puedan verse mucho más afectados que el olivo.

Si bien, Ovalle cuenta con un clima privilegiado para desarrollar la agricultura, la escasez hídrica puede provocar que los cultivos de menor demanda sean quienes perduren en el tiempo, siendo el olivo una especie que pueda desarrollarse o reemplazar eventualmente, cultivos y frutales que por la escasez hídrica no puedan seguir produciendo normalmente. Este gráfico muestra los rendimientos promedios que se han obtenido en los últimos años en 323 ha aproximadamente.

Según los antecedentes que se manejan en el sector olivícola mundial, estos rendimientos son los más altos que se hayan conocido para un huerto comercial de estas dimensiones a nivel mundial.

olivos en ses

Entonces, teniendo en cuenta variables como la opinión de los consumidores, la producción local de aceite de oliva chileno y la calidad relativa, y la mecanización del suministro de agua. ¿Cree que los olivos pueden convertirse en un gran cultivo en Chile en el futuro?

Es de esperar que los huertos y superficie plantada con olivos y en especial aquellos bajo el sistema de producción super intensivos, aumenten y se conviertan en un gran cultivo en Chile; considerando factores tan relevantes como la mecanización de faenas o labores tan importantes y demandantes de mano de obra, como son la cosecha y la poda.

Sumado a lo anterior, considerando los buenos resultados productivos que se logran en la producción de aceite de oliva. Especialmente en la zona norte de Chile, junto con la esperanza que la escasez hídrica se revierta, creo que el cultivo del olivo tiene mucho potencial para seguir desarrollándose en el país.

¿Cree que la súper alta densidad es un modelo sostenible?

En el mundo y en Chile, hay experiencia tangible que permite concluir que estos sistemas productivos en alta densidad han sido exitosos; capaces de derribar muchos mitos de las voces más conservadoras y considerando que la mecanización es una herramienta que permite ser mucho más eficiente. Considero que estos modelos productivos son sostenibles y además sustentables.

¿Cuál es tu visión para que las plantaciones de olivos para aceite aumenten en Chile?olivos en ses

Particularmente en la zona norte, que las condiciones hídricas mejoren.
Que exista una completa difusión, con profesionales que cuenten con las aptitudes y conocimientos tanto técnicos como prácticos de los beneficios que se consiguen bajo estos sistemas de producción, junto a la mecanización y el ahorro en mano en obra que esto implica, la cual será cada vez más escasa y cara de conseguir.

Además, que las nuevas variedades, puedan ser fácilmente adaptables a las distintas zonas agroclimáticas que existen en Chile.
Finalmente, que Chile pueda incidir en los precios de aceite de oliva y así permitir que las rentabilidades o utilidades del cultivo sean mayores, comparables con otro tipo de cultivos de mayor riesgo, de mayores necesidades hídricas, mayores costos de producción en cuanto a insumos y mano de obra.

En resumen, cultivos de mayor complejidad en cuanto a la implementación y producción.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba