Saltear al contenido principal
Olint

Mantenimiento y monitorización de los sistemas de riego

Mantenimiento Y Monitorización De Los Sistemas De Riego

Mantenimiento y monitorización de los sistemas de riego

Las comprobaciones regulares de los sistemas de riego (presión y caudal), indicarán si el sistema está operando de manera eficiente según las especificaciones de diseño. También puede ayudar a identificar problemas existentes en el sistema, antes de que el crecimiento y la producción del olivar se vean afectados.

Los sistemas de riego, necesitan comprobarse en cada unidad de riego de manera regular (cada 2 años) o más frecuentemente dependiendo de la calidad del agua. La medición de presiones y caudales evitará que los arboles reciban cantidades de agua desiguales y se produzcan crecimientos irregulares.

La reducción de presiones a través de la acumulación de limo u óxidos en las tuberías de los aspersores, suciedad en los filtros, etc, provocan variaciones en el caudal suministrado. Una pérdida de presión de 35 kPa, puede representar una reducción del 15% del caudal (dependiendo del modelo de aspersor, tamaño de boquilla y presión de trabajo).

La reducción de presión en los sistemas de riego origina una reducción del radio de cobertura del aspersor. El centro del triángulo de distribución, creado por los aspersores no obtendrá suficiente agua originando un menor crecimiento y mayor susceptibilidad a la salinidad.

La filtración en los sistemas de riego

Incluso con un buen sistema de filtración, las obturaciones pueden ser frecuentes, por lo que deben limpiarse los filtros, tuberías principales y laterales con regularidad.

Una operación de limpieza exhaustiva y periódica de toda la instalación de riego, maximizará la eficiencia del riego. El nivel de suciedad del agua que sale por los extremos de las tuberías, es un indicador de la frecuencia de limpieza necesaria.

En sistemas de goteo es recomendable la cloración de la instalación para reducir obturaciones de materia orgánica y la utilización de ácidos (fosfórico) para la limpieza de impurezas de calcio y hierro.

Evaluación del sistema de riego

  • Obtener información respecto al sistema de riego:
  • Planos y mapas del sistema de riego 1, plantación, mapa de suelos,
  • mapa topográfico, tuberías de drenaje.
  • Datos del fabricante de los componentes del sistema (bombas, filtros, emisores, etc.)
  • Número de horas de bombeo, consumos de electricidad, fecha y duración de los riegos en cada unidad.
1 sino se dispone será necesario excavar para determinar el diámetro de las tuberías.

Evaluación del sistema de riego:

a.- Reparar los problemas obvios del sistema (tuberías dañadas, válvulas atascadas, obturaciones en tuberías o emisores, filtros obstruidos, pérdidas en conexiones bombas, etc.).

b.- Limpiar todas las tuberías.

c.- Realizar una comprobación de las bombas por personal autorizado.

d.- Comprobar la limpieza de los filtros mediante manómetros a ambos lados del filtro.

e.- Comprobar la eficiencia de la tubería principal para diferentes unidades de riego, comparando la pérdida de presión calculada con la medida. Si se observa un exceso de reducción de presión deberá localizarse la causa.

f.- Operar la instalación de riego y comprobar las presiones de las válvulas de cada unidad, comprobar 2 emisores en un mínimo de 8 posiciones. Los emisores en las posiciones más altas, bajas y zonas medias deben estar comprobados. Las variaciones de presión aceptables son del ±10% para aspersores y del ±7,5% para goteros.

g.- Cuando se comprueban presiones, se deben medir los caudales. La forma de medición dependerá del sistema de riego.

h.- Con los caudales, calcular la uniformidad de distribución (DU). Los resultados deberían ser menores al ±5%.

i.- Calcular el índice de aplicación.

Cálculo de la variación de presión

Figura 1.1.- Esquema de diseño de una instalación de riego

Calcular la presión media: (valores en kPa)

Aspersor 1: 150 Aspersor 2: 155 Aspersor 3: 150

Aspersor 4: 160 Aspersor 5: 170 Aspersor 6: 160

Aspersor 7: 145 Aspersor 8: 155 Aspersor 9: 145

Sumar todas las presiones y dividir por el número de aspersores:

154 kPa presión media

Cálculo del punto medio de presión: Sumar la presión máxima y la mínima y dividir por 2. 170 + 145 = 315 / 2 = 157,5 kPa

Cálculo de la variación de presión: Obtener la diferencia entre la presión mínima y el punto medio. Dividir la diferencia por el punto medio y multiplicar por 100 para obtener el tanto por ciento. 157,5 – 145 = 12,5 (12,5 / 157,5) * 100 = ±7,9%

La variación de presión es menor del ±10% por lo que es aceptable. En goteros debería ser menor del ±7,5% .

Variaciones superiores al 10% indican que el sistema esta mal diseñado, faltan reguladores de presión o bien están desajustados o hay obturaciones.

Cálculo de la variación de caudal (Valores en litros/minuto)

Aspersor 1: 30 Aspersor 2: 32 Aspersor 3: 31

Aspersor 4: 31 Aspersor 5: 40 Aspersor 6: 24

Aspersor 7: 36 Aspersor 8: 35 Aspersor 9: 39

Realizar los mismos cálculos que para la presión.

Variación de caudal: ± 25%

La variación de caudal es mayor del ±5% por lo que NO es aceptable

Cálculo de la uniformidad de distribución en el sistema de riego

Se mide la uniformidad de la cobertura de los aspersores mediante la colocación de una serie de recipientes idénticos colocados en forma de cuadrícula entre los aspersores (por ejemplo: 2 metros de separación en la hilera y 4 metros entre hileras, colocar los recipientes en el medio de la hilera para evitar interferencias con la vegetación). Los aspersores son puestos en marcha durante un período de tiempo conocido (ej. 4 horas). Comprobar que el volumen de los recipientes es superior a la cantidad de agua teórica a suministrar. Una vez finalizado el riego, anotar el volumen de agua almacenado en cada recipiente.

Anotar:

La separación entre plantas, aspersores y recipientes.

El tipo y modelo de aspersor y el diámetro de boquilla.

La presión de trabajo.

La dirección e intensidad del viento.

El volumen de agua recolectado en cada recipiente.

Proceso de cálculo:

Calcular el volumen medio de todos los recipientes = a

Calcular el volumen medio del 25% de los valores menores = b

La uniformidad de distribución ; DU % = (b / a ) x 100

El valor de DU debería ser como mínimo del 85%

Figura 1.2. Prueba de campo para el cálculo de la uniformidad de distribución de un sistema de aspersores. (S) Aspersor (O) Recipientes

La disponibilidad de programas informáticos con los datos del fabricante (modelos, tipos de boquilla, presiones de trabajo) para los diferentes tipos de emisores, son de gran ayuda para un diseño eficaz del sistema de riego.

Uniformidad de distribución para goteros

Realizar el mismo proceso de cálculo que con los aspersores.

Asegurar que el recipiente recoge toda el agua procedente del goteo (si es necesario atarlo a la tubería de gotero).

Cálculo del índice de aplicación

Es una medida que indica los milímetros de agua aplicados por hora.

Aspersores:

Ratio de aplicación = Caudal (l/h) medio de los aspersores

Distancia entre aspersores (m)*distancia entre hileras de aspersores (m)

Goteros:

Ratio de aplicación = Caudal (l/h) medio de los goteros

Distancia entre goteros (m) * distancia entre hileras de goteros (m)

Ratio de aplicación = N° de goteros por ha * caudal (l/h) medio de los goteros

10.000 m2

Sistema de riego con un caudalímetro:

Ratio de aplicación = Volumen (kl)

Tiempo de bombeo (h) * Área regada (ha) * 10

1.1.5.- Medición del caudal y presiones

Aspersores: Presión: utilizar un tubo Pitot conectado al manómetro.

Caudal: insertar una manguera en la boquilla del aspersor, calcular el tiempo requerido para llenar un volumen conocido.

Figura 1.3. Manómetro para

la medición de presiones

Goteros: Presión: insertar un gotero especial con boquilla para el manómetro.

Caudal: poner recipientes debajo del gotero para recoger el agua y medir el tiempo requerido para llenar un volumen conocido (Foto 4.12).

Foto 1. Sistema de riego por goteo. Instalación de un gotero fijo exterior (color azul)

con conexión a manómetro para el control de presiones

Microaspersor: Presión: Roscar una T entre el aspersor y el soporte para poder conectar un manómetro.

Caudal: colocar el aspersor en un bidón y calcular el tiempo requerido para llenar un volumen conocido.

Si te ha gustado este post, visita el siguiente: https://www.agromillora.com/olint/nuevas-variedades-para-el-olivar-en-seto/

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba