Saltear al contenido principal
Olint

Parte I – El cultivo en seto del ciruelo europeo

Parte I – El Cultivo En Seto Del Ciruelo Europeo

Una propuesta innovadora, eficiente y sostenible

El cultivo de los frutales constituye un rubro muy importante en la producción y en la economía chilena, incrementándose en los últimos años por la fuerte expansión del cerezo. El segundo lugar por superficie cultivada lo ocupa la ciruela europea, principalmente la variedad d’Agen,  con 13.030 ha, seguido a notable distancia de los duraznos (Tabla 1). Además, tanto el cerezo como el ciruelo europeo son las dos únicas especies que muestran una tendencia a incrementar. En la cereza el destino mayoritario es China, mientras que en el ciruelo, ya sea en fresco o deshidratado, el principal mercado es el nacional. Las primeras experiencias de exportación de ciruela d’Agen en fresco a China han sido muy interesantes, por tratarse de un fruto de fácil consumo y sabor dulce, que además da continuidad a las exportaciones de cereza. Debido a su menor precio en destino, a la ciruela d’Agen se la denomina también “la cereza de los pobres”. Su potencial es enorme, dado que la estructura comercial está ya implementada con el cerezo y solo se trata de sustituir el fruto. Algunos operadores se preguntan si serán las ciruelas las próximas cerezas.

Tabla 1.- Superficies, producciones y tendencia de las principales especies de fruta de hueso en Chile. Fuente: Catastro Frutícola CIREN 2019.
Tabla 1.- Superficies, producciones y tendencia de las principales especies de fruta de hueso en Chile. Fuente: Catastro Frutícola CIREN 2019.

El cultivo del ciruelo en Chile para la deshidratación se basa principalmente en la variedad d’Agen cultivada en un vaso tradicional con marco de plantación de 6 a 7 m entre líneas y de 4 a 5 m entre árboles. En la Figura 1 puede observarse las importantes diferencias existentes entre el modelo tradicional en vaso y la propuesta en seto de pequeño volumen.

Figura 1.- Diferencias en el volumen y en la arquitectura del árbol correspondientes al vaso tradicional y al seto de la variedad d’Agen en Agrícola San Miguel (Peralillo, O’Higgins, Chile).
Figura 1.– Diferencias en el volumen y en la arquitectura del árbol correspondientes al vaso tradicional y al seto de la variedad d’Agen en Agrícola San Miguel (Peralillo, O’Higgins, Chile).
Figura 1.- Diferencias en el volumen y en la arquitectura del árbol correspondientes al vaso tradicional y al seto de la variedad d’Agen en Agrícola San Miguel (Peralillo, O’Higgins, Chile).
Figura 1.- Diferencias en el volumen y en la arquitectura del árbol correspondientes al vaso tradicional y al seto de la variedad d’Agen en Agrícola San Miguel (Peralillo, O’Higgins, Chile).

El cultivo del ciruelo en seto

Antecedentes

En los últimos 25 años se han desarrollado en España y en otros países del mundo diferentes modelos productivos propuestos e impulsados por AGROMILLORA, basados en la conducción en seto en especies como el olivo, especies de fruta dulce, el almendro y más recientemente en la ciruela, los cítricos y el avellano. Estos modelos tienen por objetivo la producción eficiente y sostenible basada en el uso eficiente de los insumos en el proceso productivo, en particular la mano de obra, el agua y los fertilizantes.

El olivo es la especie con la que se iniciaron estos modelos hace ahora 25 años; cuenta en el mundo con más de 500 millones de hectáreas plantadas. En almendro las primeras plantaciones se iniciaron en el año 2010 en España y en la actualidad son cerca de 6.000 las hectáreas plantadas a escala mundial. En los cítricos se dispone de las primeras experimentales y comerciales en España, Brasil y Estados Unidos, iniciadas hace 5 años. Con respecto al ciruelo la primera plantación comercial de ciruelo en seto se realizó en Chile en el año 2014 con la variedad d’Agen, realizándose la segunda plantación en California en 2019.   

Objetivos

La propuesta del modelo en seto en ciruela europea d’Agen se basa en objetivos específicos para responder a los requerimientos tanto de los productores como ambientales:

  • Reducción del período improductivo mediante la intensificación de la plantación.
  • Mínima dependencia de la mano de obra en la poda y en la recolección.
  • Árboles en seto con copas bidimensionales de pequeño volumen, altamente eficientes en el uso de los insumos y plantaciones mecanizables para la poda y la recolección.

Aptitud mixta de las plantaciones, con la recolección manual para el consumo en fresco en el mercado nacional y de exportación, o mecánicamente cuando su destino es la ciruela deshidratada, o bien combinado ambas opciones según sean los precios. 

Bases del modelo en seto y manejo de la plantación

El modelo productivo del ciruelo d’Agen en seto se basa en la combinación eficiente de tres factores (Figura 2) que son:

  • La variedad d’Agen. Es la más importante de entre las variedades las cultivadas en Chile por las características del fruto, la calidad gustativa y la doble aptitud en fresco o deshidratado.
  • El patrón Rootpac®20, obtenido por Agromillora, confiere un vigor controlado de forma natural y una buena adaptación a un amplio rango de suelos, en especial los más pesados. El control del vigor resulta clave para disponer de copas de pequeño volumen fácilmente mecanizables y eficientes en la captación de luz.
  • La conducción en seto como sistema de formación de pequeño volumen y forma bidimensional. Adaptado a la mecanización de la poda y de la recolección con máquinas cabalgantes utilizadas en viña y en almendro.
Figura 2.- Los tres factores clave para la nueva propuesta productiva de la ciruela con destino en fresco o deshidratación: la variedad, el patrón y el sistema de formación.
Figura 2.– Los tres factores clave para la nueva propuesta productiva de la ciruela con destino en fresco o deshidratación: la variedad, el patrón y el sistema de formación.

La conducción en seto (Figura 2) se basa en árboles de pequeño tamaño y copa bidimensional constituida por múltiples ramas que deberán ocupar de forma eficiente el pequeño espacio asignado. Partiendo de un árbol Smarttree (Figura 3, izquierda) y mediante despuntes consecutivos a lo largo del período de formación, en el 4º año se alcanzará el pleno desarrollo del árbol, ocupando el espacio asignado (Figura 3, derecha) y alcanzando la plena producción en el 4º o 5º año. Es importante destacar que la mayoría de variedades de ciruelo europeo, como la d’Agen son de porte erecto y ramificación media. Ello implica que el número de pinzamientos a realizar el primer año, así como distancias entre árboles menores facilitaran la ocupación del espacio asignado a cada árbol.  

Figura 3.- A la izquierda árbol Smarttree con protector preparado para su plantación. A la derecha vista lateral y frontal del seto con las dimensiones del mismo.
Figura 3.– A la izquierda árbol Smarttree con protector preparado para su plantación. A la derecha vista lateral y frontal del seto con las dimensiones del mismo.

El período de formación será de 3 a 4 años, dependiendo del tipo de suelo y la tecnología de producción aplicada. Los marcos de plantación oscilan de 3,0 a 3,5 m entre líneas y de 1,0 a 1,4 m entre árboles, tal y como se expone en las Figuras 2 y 3. Ello equivale a densidades de plantación de 3.333 a 2041 árboles/ha. La distancia de las ramas más bajas del suelo no deberá ser inferior a 50 cm para facilitar la recolección y evitar pérdidas de frutos por el paso de la máquina cabalgante.        

Figura 3.- A la izquierda árbol Smarttree con protector preparado para su plantación. A la derecha vista lateral y frontal del seto con las dimensiones del mismo.
Figura 3.– A la izquierda árbol Smarttree con protector preparado para su plantación. A la derecha vista lateral y frontal del seto con las dimensiones del mismo.

En la Figura 4 puede observarse la estructura de un árbol de ciruelo d’Agen de 4 años de edad. Los pinzamientos realizados durante los primeros años, han posibilitado la multiplicación del número de ramas y la ocupación del espacio asignado a cada árbol. La vista frontal del seto muestra un anchura próxima a los 80 cm, óptima tanto para la penetración de la luz como para la recolección con cabalgante sin pérdidas durante la cosecha.

Figura 4.- A la izquierda, detalle de los diferentes pinzamientos realizados en ciruelo d’Agen de 4 años de edad, con la consiguiente multiplicación del número de ramas. A la derecha vista frontal del mismo antes de la recolección con una anchura próxima a los 80 cm.
Figura 4.– A la izquierda, detalle de los diferentes pinzamientos realizados en ciruelo d’Agen de 4 años de edad, con la consiguiente multiplicación del número de ramas. A la derecha vista frontal del mismo antes de la recolección con una anchura próxima a los 80 cm.
Figura 4.- A la izquierda, detalle de los diferentes pinzamientos realizados en ciruelo d’Agen de 4 años de edad, con la consiguiente multiplicación del número de ramas. A la derecha vista frontal del mismo antes de la recolección con una anchura próxima a los 80 cm.
Figura 4.– A la izquierda, detalle de los diferentes pinzamientos realizados en ciruelo d’Agen de 4 años de edad, con la consiguiente multiplicación del número de ramas. A la derecha vista frontal del mismo antes de la recolección con una anchura próxima a los 80 cm.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba